Escuchar audio

Procuradores y fiscales ambientales de Hispanoamérica discutirán reformas legales 

  

 

 

* Se analizará la reforma energética, aprobada recientemente en México, y sus impactos sobre el medio ambiente del país y de la región

 

* PNUMA, PAOT, UNAM y otros organismos convocan a la Segunda Cumbre Internacional de Procuradores y Fiscales Ambientales el 13, 14 y 15 de agosto en la Facultad de Derecho

 

  

Por Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, Francisco Calderón Córdova / IMER Horizonte 107.9 FM y 1220 AM / Ciudad de México /  11 de agosto de 2014.

 

México y los países hispanoamericanos hemos compartido una historia que nos hace asemejarnos en nuestras particularidades, mucho más allá de lo que otro conjunto de países en el mundo lo pueda hacer. Tenemos en común una lengua, expresiones culturales que se complementan, visiones del mundo generalmente coincidentes; pero también, compartimos sistemas jurídicos cuyos orígenes históricos no resultan ser tan distintos. 

Y no sólo eso. A pesar de la diversidad de los paisajes y de los ecosistemas en medio de los que hemos visto nacer, desarrollarse y desplegarse a nuestras civilizaciones, también compartimos problemáticas de tipo ambiental parecidas y que están arrojando como resultado la acelerada pérdida de la riqueza natural y biológica de los territorios donde estamos asentados. Selvas y bosques desaparecen a un ritmo tal, que pone en riesgo nuestra viabilidad como naciones autosuficientes; los asentamientos humanos y sus impactos en el entorno (como la contaminación ambiental, la desaparición  de especies de flora y fauna, o los cambios de uso de suelo), reducen la calidad de vida de la población y perpetúan el perverso círculo de la pobreza. 

Pero, sobre todo y en distinta medida, en los países hispanoamericanos los sistemas de acceso a la justicia en general, y a la justicia ambiental en particular, carecen de mecanismos fehacientes para garantizar la exigibilidad de nuestros derechos. Desde el año de 1992 en Río de Janeiro y, más recientemente –en el año 2012-, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible ha reiterado que los asuntos ambientales son mejor manejados cuando existe participación de toda la ciudadanía interesada; cuando la información disponible en la materia está al alcance y es entendida por toda la población, y; cuando los procedimientos judiciales en materia ambiental son transparentes y contemplan el resarcimiento y la remediación del daño. 

En el mes de septiembre del 2009, se llevó a cabo en la ciudad de Mérida, Yucatán, la Primer Cumbre Internacional de Procuradores y Fiscales Ambientales. Ahí, se perfilaron ya los principales retos que la legislación y los sistemas judiciales hispanoamericanos enfrentan ante los numerosos desafíos en la materia. Entre otras conclusiones, en Mérida se dijo entonces que "Desde la perspectiva hispanoamericana de la procuración de justicia ambiental, se necesitan leyes que ayuden a perseguir y sancionar a los infractores de la norma ambiental y con ello ningún acto lesivo al ambiente quede en la impunidad"  [1].

 Cinco años después, nuevamente nuestro país será anfitrión de la Segunda Cumbre Internacional de Procuradores y Fiscales Ambientales, teniendo ahora como sede a la Facultad de Derecho de la UNAM, en la Ciudad de México.  

Los próximos días 13, 14 y 15 de agosto (es decir, este miércoles, jueves y viernes), en la Unidad de Postgrado de la Facultad de Derecho en Ciudad Universitaria, y con la convocatoria del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal (PAOT) y de otras instituciones, no sólo se analizarán de manera conjunta las posibles soluciones comunes en materia de acceso a la justicia ambiental en el marco del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. También (y lo que me parece especialmente atractivo), los asistentes de alrededor de 12 países de la región discutirán las recientes reformas a nuestra Constitución y a la legislación secundaria (como la energética, por cierto, hoy promulgada), y su posible impacto en los asuntos ambientales de México y de la región.  

Yo invito al público interesado en el tema a ser partícipe de esta jornada, de donde muy seguramente saldrán propuestas para construir o mejorar los mecanismos que realmente nos permitan exigir el ejercicio de nuestros derechos ambientales y, desde luego, la impartición expedita de justicia y la restitución del daño. La información sobre la Cumbre está disponible en Internet, en www.paot.mx

 


[1] Declaración del entonces presidente de la Liga Mundial de Abogados Ambientales, Aquilino Vázquez García. http://sipse.com/archivo/destacan-interes-de-yucatan-por-medio-ambiente-13237.html

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón