Escuchar audio

Mil millones de personas habitan hoy barrios donde no están garantizados servicios mínimos: ONU

 

 

«Cambiar las ciudades para construir oportunidades», lema del Día Mundial del Hábitat 2012

 

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 1° de octubre de 2012.

 

 

 

 

 

En 1985, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acordó que el primer lunes del mes de octubre de cada año, se festejaría el Día Mundial del Hábitat. Esta conmemoración serviría para invitar a todas las naciones del planeta a reflexionar sobre el estado actual de nuestras ciudades, subrayando su vínculo indisoluble con la salud del medio ambiente.

 

Hace un año la sede del evento de las Naciones Unidas estuvo en la ciudad de Aguascalientes, en México, y el tema fue “Las ciudades y el cambio climático”. Este año -2012- el tema es «Cambiar las ciudades para construir oportunidades» y la sede es Islamabad, en Pakistán. ONU-Hábitat quiere destacar que el crecimiento improvisado y sin planeación de nuestras concentraciones urbanas, conduce a un desarrollo caótico y a una expansión desequilibrada que, generalmente, resulta en el deterioro ambiental y en la desigualdad social. Por el contrario, cuando las ciudades están bien pensadas, éstas ofrecen oportunidades a sus actuales y futuros habitantes.

 

Subrayar la necesidad de que las grandes transformaciones se den en las ciudades es hoy, más que nunca, de primera importancia. Recordemos que en el presente más de la mitad de la humanidad vive en ciudades y, de esta mitad, un 84 por ciento lo hacemos en ciudades pequeñas o medianas, y un 5 por ciento habitamos en las llamadas “mega-ciudades” (como lo es la Ciudad de México). Fue a finales de los años cincuenta cuando la mayor parte de la población mexicana se asentó en áreas urbanas. Cinco décadas después, la zona metropolitana del Valle de México –con alrededor de 22 millones de habitantes- es hoy una de las cinco urbes más pobladas del planeta; sólo es superada por las conurbaciones Nueva York-Filadelfia (con más de 30 millones de habitantes) y Tokio-Yokohama (con cerca de 35 millones).

 

De acuerdo con estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), al ritmo actual de urbanización se espera que para el año 2030 el 60 por ciento de los seres humanos vivamos en ciudades. Así las cosas, presenciaremos el agravamiento de los problemas derivados de la demanda de vivienda, dificultades para el acceso al agua potable y el drenaje, así como la insuficiencia de todo tipo de servicios públicos.

 

Se estima que el crecimiento de las ciudades impactará de manera importante en los factores que están generando el cambio climático. Mayor producción y demanda de energía, el uso masivo del transporte y un aumento generalizado en los índices de consumo aparejados al crecimiento urbano, son sólo algunos de los factores que contribuirán a la mayor generación de gases de efecto invernadero. Y es por esto, también, que son variables que cada día más debemos de incorporar en la planeación y en la ecuación del cambio planificado de las ciudades.

 

La ONU estima que hoy más de mil millones de seres humanos habitan en suburbios donde no están garantizados los servicios públicos mínimos y, para el año 2020, alrededor de 400 millones de personas más engrosarán esta cifra. Tan sólo en las zonas costeras, donde se esperan graves impactos ambientales por causa del cambio climático, más de 60 millones de personas en todo el mundo están en grave riesgo de perderlo todo si no se comienzan a tomar medidas de adaptación y de mitigación. Y estamos hablando de grandes ciudades costeras como lo son El Cairo, Nueva York o Tokio, entre muchas otras; e incluso de regiones enteras que pudieran ser cubiertas por el mar, como –por ejemplo- la planicie tabasqueña.

 

Es por todo esto que urge que pongamos manos a la obra, para que en México y en el mundo podamos construir ciudades con mayores y mejores oportunidades para todos, con espacios más habitables y con una mejor calidad de vida. Asumir el propósito de modificar nuestros hábitos cotidianos y, sobre todo, de participar activamente en la construcción diaria de nuestra ciudad, es una estupenda forma de conmemorar el Día Mundial del Hábitat.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón