Escuchar audio

Valorar patrimonio cultural y natural del país favorecerá al bienestar de todos los mexicanos

 

 

Junto con Italia, España, China y Francia, México es uno de los cinco países con mayor número de sitios catalogados por la UNESCO como “patrimonio de la humanidad”

 

Cambios de uso de suelo y afectación a sitios patrimoniales, atentan contra el potencial económico y la sustentabilidad nacional

 

 

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 17 de septiembre de 2012.

 

 

Este verano tuve la enorme oportunidad de viajar a Italia, hoy por hoy, el país que cuenta con el mayor número de sitios declarados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como “patrimonio mundial” o “patrimonio de la humanidad”.  Y en verdad que es fascinante descubrir la enorme riqueza patrimonial y cultural que, en cada una de sus 20 regiones geográficas, conserva y muestra al mundo el país italiano. Con los vestigios de la Roma antigua e imperial, pasando por las impresionantes edificaciones medievales y –desde luego- las renacentistas, hasta aquellas más cercanas a la era moderna, Italia justifica su indiscutible primer lugar como poseedora de patrimonio arquitectónico y cultural del mundo.

 Al día de hoy, la UNESCO registra un total de 962 sitios considerados “patrimonio de la humanidad” en 157 países del mundo, de los cuales cerca del 80 por ciento son sitios culturales, un 19 por ciento es patrimonio natural y el resto es mixto. Para la UNESCO, siguen a Italia en importancia patrimonial países como España, China, Francia y México. 

Los italianos han sabido aprovechar en beneficio de la economía de su país este enorme acervo cultural, natural e incluso gastronómico que poseen. Gracias a ello, Italia es el tercer país europeo con mayor flujo turístico (después de Francia y España), y el quinto lugar de todo el mundo. El turismo es, consecuentemente, la principal actividad económica de esta nación mediterránea de 62 millones de personas. La salvaguarda de esta enorme riqueza patrimonial está, sin duda, íntimamente ligada a una arraigada conciencia del cuidado y de la protección del medio ambiente. Si bien existen problemas de contaminación derivados de las actividades industriales o del transporte, Italia está instrumentando acciones significativas para abatirles y solucionarles. 

 

 

Junto con Italia, España, China y Francia, México es uno de los cinco países del mundo con mayor número de sitios catalogados por la UNESCO como “patrimonio de la humanidad”. Sin embargo, entre los años 2007 y 2010, nuestro país ocupó el décimo lugar entre los principales destinos del turismo internacional y, más recientemente, el tema de la inseguridad pública y el de la escalada de violencia nos ha colocado en una posición mucho menos ventajosa. Simultáneamente, existen otros factores que están contribuyendo al deterioro patrimonial de México y, por tanto, de la competitividad que la actividad turística pudiera tener como factor de prosperidad económica. Cotidianamente sabemos de la afectación a sitios naturales o al patrimonio arquitectónico del país, para dar paso a cambios de uso del suelo que favorecen actividades que, a la larga, no resultarán rentables ni económica ni ambientalmente.   

En síntesis, me parece que es necesario que el país revalore su riqueza patrimonial y el potencial de ésta para aportar beneficios sociales y económicos, enmarcándole siempre en un esquema de sustentabilidad que nos garantice su continuidad y mejoramiento permanente. Sin duda, ésta no es una tarea fácil; de hecho, es compleja y requiere de tiempo. Pero es innegable que México cuenta con uno de los legados patrimoniales y culturales más ricos del mundo; con un capital natural vasto y excepcional, que nos plantea como inadmisible que se continúen tomando decisiones que sólo han aportado a su sistemático deterioro y, en muchos casos, a su lamentable pérdida. 

En las semanas por venir, nuestro país vivirá tiempos de definiciones de rutas y de estrategias a seguir. Ojalá que la valoración del patrimonio cultural y natural del país ocupe un sitio prioritario como instrumento favorecedor del bienestar de todos los mexicanos.

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón