Escuchar audio

Hora del Planeta convoca a actuar colectivamente en favor del medio ambiente y contra cambio climático

 

 

 

147 países participan en la convocatoria de WWF en su sexta edición; más de 250 ciudades apagan por una hora edificios públicos y monumentos

 

 

Inicia el Horario de Verano en México; en 2011, reportó un ahorro del 1% del total de la energía consumida en el país

 

 

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 2 de abril de 2012.

 

 

Por si usted no se enteró –estimado radioescucha-, este sábado se conmemoró “la Hora del Planeta”; se trata de una iniciativa del Fondo Mundial para la Naturaleza (la WWF por sus siglas en inglés) que, desde hace seis años, busca llamar nuestra atención sobre el papel que juega la generación y el uso de la energía eléctrica en el fenómeno del calentamiento global y del cambio climático. El sábado pasado, durante una hora (de las 20:30 a 21:30), la iluminación de edificios y monumentos emblemáticos de distintas ciudades del mundo fue apagada. La Torre Eiffel, en París; el Empire State, en Nueva York; la Sagrada Familia, en Barcelona; el Ángel de la Independencia y el Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México, interrumpieron su tradicional iluminación nocturna para llamarnos a actuar colectivamente en favor del medio ambiente.  

 

 

Como es sabido, para producir energía eléctrica en la mayoría de los casos es necesaria la quema de combustibles fósiles (como el petróleo), lo que genera emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero –como el dióxido de carbono (CO2)-, lo que está agravando las causas del calentamiento global. “La Hora del Planeta” es un llamado de atención a la ciudadanía de todos los países del mundo, para que exijan a sus gobiernos y a los sectores productivos nacionales llevar a cabo cambios tecnológicos y adoptar acuerdos globales para hacer un uso más racional de la energía y, por ende, reducir y revertir las tendencias del deterioro ambiental.

Este año, fueron alrededor de 147 países y 254 ciudades las que se unieron al festejo, lo que nos habla de una conciencia creciente en todo el mundo sobre la necesidad de adoptar hábitos más racionales y sustentables en materia de consumo eléctrico. Desde luego que el hecho de apagar la iluminación de algunos edificios públicos durante una hora es poco significante en términos de ahorro energético; pero lo realmente importante del evento, es transmitir al público la percepción de que la preservación del medio ambiente sólo será posible en la medida en la que actuemos colectivamente.

Un claro ejemplo de los resultados positivos que podemos obtener al sumar esfuerzos individuales y actuar colectivamente, es el Horario de Verano (que inició el día de ayer en casi todo el territorio nacional). Según se ha informado, a pesar de que los beneficios no son percibidos muy nítidamente en el sector doméstico, es decir, en los bolsillos de los consumidores, el año pasado el país tuvo un ahorro del uno por ciento del consumo total anual de energía como resultado del Horario de Verano.

Aunque esta cifra pudiera sonar muy poco, su equivalencia en Gigawatts/hora (GWh) es muy significativa. Pero, sobre todo, es un indicador medible de lo que la acción conjunta entre autoridades y ciudadanía puede lograr. El gobierno federal ha instrumentado programas de sustitución de electrodomésticos, de cambio de focos incandescentes por lámparas ahorradoras, de uso de la energía eólica  a cierta escala, entre otras acciones cuyos resultados aún deben ser evaluados.

 Sin embargo, las posibilidades no sólo de ahorro energético sino de una verdadera transformación de este sector estratégico, pueden ser muy prometedoras si se incorporan mecanismos de participación ciudadana novedosos y, desde luego, estímulos fiscales y económicos que premien el eficiente desempeño en el uso de la electricidad.

Revisando periódicamente nuestras instalaciones eléctricas en casa, utilizando electrodomésticos con mayor eficiencia energética, usando focos ahorradores y reduciendo el consumo innecesario de luz, podemos contribuir a que todos los días del año sean en beneficio de nuestro planeta.

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón