Escuchar audio

Ecosistema modelo que permitiría entender la evolución de la Tierra, está desapareciendo  

 

 

Área de Protección de la Flora y Fauna de Cuatro Ciénegas, en la zona desértica de Coahuila, con una riqueza biológica equiparable a las Islas Galápagos

 

Se han perdido millones de especies bacterianas endémicas del sitio, que no ha sido posible siquiera describir antes de que murieran

 

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 5 de marzo de 2012.

 

 

 

 

 

El viernes pasado -2 de marzo- se conmemoró el Día Mundial de los Humedales, fecha destinada no sólo a la realización de actos y actividades encaminadas a sensibilizar al público en general acerca del enorme valor de estos ecosistemas y de sus beneficios; sino, sobre todo, para hacer un llamado a la reflexión sobre el galopante deterioro que –en todo el mundo- están experimentando estos cuerpos de agua, vitales para la vida en el planeta.

 

Fue en el año de 1971 cuando, en la ciudad de Ramsar, Irán, se firmó la Convención sobre los Humedales (conocida también como Convención Ramsar) y, desde 1997, año con año se vienen realizando distintos eventos temáticos para llamar la atención sobre la conservación y protección de los humedales del planeta. Este año -2012-, la Convención Ramsar está llamando la atención sobre los beneficios que reportan en general los humedales y, muy especialmente, acerca de su uso racional y del impulso al turismo sustentable para su conservación.

 

Cuatro Ciénegas, en el desierto de Coahuila, México

Cuatro Ciénegas, Coahuila

 

 Después del Reino Unido, México es el segundo país firmante de esta Convención con el mayor número de humedales registrados, sumando un total de 129 sitios Ramsar en todo el territorio. Y, efectivamente, muchos de ellos son destinos susceptibles de ser incorporados al flujo de alrededor de 270 millones de turistas internacionales (y muchos más nacionales) que hasta el 2010 viajaban a todo tipo de humedales en el mundo. Sin embargo, hay otros humedales que por su importancia para la investigación científica y el conocimiento mismo de la vida, deben ser objeto de conservación y de protección por parte del Estado y de la comunidad internacional. Si bien es posible realizar actividades turísticas de bajo impacto, éstas tienen que ser objeto de una estricta regulación y control de impactos ambientales.

 

En México, éste es el caso de los muy singulares hábitats acuáticos y semi-acuáticos ubicados en el Área de Protección de la Flora y Fauna de Cuatro Ciénegas, en la zona desértica de Coahuila. Y es que ahí, además de la enorme variedad de especies animales y vegetales (gipsófilos) que son nativas de este territorio con suelos yesosos, en sus arroyos, pozas y lagos se encierra una importancia biológica considerada por los científicos equiparable  a la que tienen las Islas Galápagos, en el Ecuador.

 

En alguna entrevista en la que pude participar a lado de la doctora Valeria Souza, profesora e investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM, supe que Cuatro Ciénegas es una verdadera reliquia oceánica, resultado de la separación del súper continente Pangea que es el que dio lugar a los continentes que hoy conocemos. Según lo explica esta excepcional científica mexicana, la vida bacteriana que subsiste en los humedales de Cuatro Ciénegas (especialmente los llamados estromatolitos) mantienen una cadena alimenticia análoga a la de hace 550 millones de años. Por lo mismo, la NASA considera a Cuatro Ciénegas como uno de los pocos ecosistemas modelo que permiten entender la evolución de la Tierra primitiva y realizar estudios, por ejemplo, sobre nuestra atmósfera y el cambio climático, e incluso en torno a la posibilidad de la vida en otros planetas, como Marte. Valeria Souza afirma que "… de forma similar a situaciones que ocurren cada vez con más frecuencia en regiones áridas del mundo, el desarrollo agrícola y la extracción de agua en la región han colocado nuevas presiones en la integridad ecológica de los ecosistemas únicos de Cuatro Ciénegas."

 

Dra. Valeria Souza / foto: Paco Calderón, 2010.

Valeria Souza, científica mexicana

 

En la actualidad, y ante el exacerbamiento de la sequía en la región, tres comunidades de familias campesinas de los ejidos de la Región Desértica del municipio de Cuatro Ciénegas están exigiendo al congreso estatal –entre otras demandas- la construcción de más pozos para obtener agua para las actividades agrícolas y ganaderas.

 

Al día de hoy, y como nunca en los últimos 10 mil años, la Laguna Grande está seca y se ha perdido ya más de un tercio de la laguna Los Güeritos. Según explica el Laboratorio de Evolución Molecular y Experimental, del Instituto de Ecología de la UNAM, en Cuatro Ciénegas se han perdido cientos de miles –o muy seguramente millones- de especies bacterianas endémicas del sitio, que no ha sido posible siquiera describir antes de que murieran. Este es el oscuro panorama con el que México celebra este año el Día Mundial de los Humedales.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón