Escuchar audio

Coahuila, abatido por incendios forestales, alberga una tercera parte de las especies de aves del país

 

De las 350 especies de aves que visitan nuestro país desde Norteamérica, tan sólo en Coahuila es posible encontrar hasta 184 variedades

 

El pasado fin de semana se festejó el Día Mundial de las Aves Migratorias,  lo que nos convoca a conocer mejor contribución que hacen las aves a los ecosistemas

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 11 de abril de 2011.

 

Efectivamente, se cumple una fecha más en el calendario de conmemoraciones internacionales que se han instituido, sobre todo, para llamar nuestra atención sobre la urgencia de que actuemos para frenar el deterioro ambiental y en favor de la protección y la conservación de la naturaleza. En este tenor, el pasado fin de semana se festejó el Día Mundial de las Aves Migratorias. No se trata de un día para reunirse y solamente enaltecer la belleza estética de las aves (lo que también es necesario que suceda); ésta es básicamente una conmemoración que nos invita a realmente conocer y a reflexionar sobre el papel fundamental que ocupan las aves –y particularmente las migratorias- en el equilibrio y en la biodiversidad de los ecosistemas.

Las aves cumplen con funciones esenciales en la naturaleza porque contribuyen a polinizar las plantas, a dispersar semillas en los bosques o a controlar plagas de insectos en los cultivos. México es el lugar número diez en el mundo y el séptimo en América Latina, en cuanto a la variedad de especies de aves que alberga. Aquí existen más de 1,100 especies diferentes de aves, de las cuales alrededor del 30 por ciento son migratorias. En la región de Norteamérica –de la que formamos parte- existen importantes rutas a través de las que las aves viajan a sus zonas de cría o para pasar el invierno. Esta migración latitudinal (es decir, de norte a sur) se da tanto en la zona del Atlántico, como en los territorios centrales y del Pacífico mexicanos, y llega hasta Centroamérica.

 

 

Un dato: el estado de Coahuila –el tercero en superficie en la República Mexicana- forma parte del corredor migratorio de aves que vienen desde Canadá y los Estados Unidos en distintas épocas del año. De las 350 especies de aves que visitan nuestro país desde Norteamérica, tan sólo en Coahuila es posible encontrar hasta 184 variedades (es decir, más de la mitad de especies migratorias). Sumado a esta riqueza faunística, debo decir que en Coahuila existe una tercera parte de todas las especies de aves que habitan en México. Por lo mismo, no es casual que en la ciudad de Saltillo exista un importante Museo de las Aves de México, donde se busca educar a niños, jóvenes y a la población en general, sobre la importancia de esta riqueza natural de nuestro país.

Es alarmante desde todas las perspectivas (ambiental, económica o social) la magnitud de los incendios que, desde el 17 de marzo pasado y a la fecha, están descontrolados y han acabado ya con más de 75 mil hectáreas de vegetación en Coahuila. Sin duda, la población de aves sufre importantes mermas a causa de los incendios forestales; pero también lo ha venido haciendo por la destrucción de los hábitats naturales, los cambios de uso de suelo forestal a agrícola, la urbanización, la contaminación en el campo y en las ciudades, además del tráfico ilegal de especies y del vandalismo. En cada entidad de la República Mexicana es posible encontrar entre 400 y 500 especies diferentes de aves, pero el indiscutible primer lugar en cuanto a variedad es el estado de Oaxaca, donde existen más de 800 diferentes especies de aves (más del 7 por ciento de ellas endémicas de la región). Le siguen Veracruz, Chiapas, Guerrero, Tabasco y Sonora; hasta llegar al estado de Aguascalientes, que cuenta con la menor variedad de aves en el país.

El Día Mundial de las Aves Migratorias –que estoy seguro pasó desapercibido para la abrumadora mayoría de nosotros- debiera ser motivo suficiente para que autoridades y organizaciones civiles, desplieguen esfuerzos de comunicación y educación para que podamos conocer el valor que tienen estos seres vivos en los distintos ecosistemas del país. Pero es, sobre todo, es un buen pretexto para que cada uno de nosotros indague, investigue y conozca  la contribución que hacen las aves –migratorias o no-, a nuestro bienestar, a la salud y a la vida. Esa es la única forma en que aprenderemos a valorar, a cuidar y a amar  ala riqueza natural de nuestro país.

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53