Escuchar audio

Alcaldes del mundo firman Pacto Climático de Ciudades; será presentado en la COP 16 de Cancún

 

Posiciones contrastan radicalmente con el discurso de algunas naciones, invadido de resignación y derrotismo que vaticina escasos y pobres resultados para la cumbre mundial de Cancún

 

Las soluciones al deterioro ambiental del planeta, para ser duraderas, deberán gestarse en la casa, en el barrio, en la ciudad y en el país en el que vivimos

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 22 de noviembre de 2010.

 

Este fin de semana, en el marco de la Tercera Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales (CGLU) realizada en la capital mexicana, se llevó a cabo la Cumbre Climática Mundial de Alcaldes. Con el aval de 138 jefes de gobierno provenientes de 48 países del mundo, fue suscrito el Pacto Climático de Ciudades (o “Pacto de la Ciudad de México”); un documento que será llevado a la Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático (la COP 16), que –como lo sabemos- se realizará en Cancún del 29 de noviembre al 10 de diciembre próximo.

El Pacto de la Ciudad de México es una buena noticia por la naturaleza de los acuerdos aquí alcanzados. Los compromisos asumidos por los alcaldes del mundo para enfrentar al cambio climático, contrastan radicalmente con la posición que han venido manifestando muchos gobiernos nacionales cuando (con un discurso invadido por la resignación y el derrotismo) vaticinan escasos y pobres resultados para la cumbre mundial de Cancún. Mediante el pacto firmado este domingo en la Ciudad de México, las autoridades de las ciudades signatarias se han comprometido básicamente a dos cosas: primero, a instrumentar políticas públicas, legislación, programas y acciones financiadas con recursos propios, destinadas a reducir de manera voluntaria las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para hacer de éste un compromiso verificable y poder evaluar sus avances, los alcaldes –reunidos en el antiguo Palacio de Medicina, en el Centro Histórico de la Ciudad de México- acordaron crear el “Registro Climático de las Ciudades Carbonn”. Se trata de un instrumento que dará transparencia y acceso público a la información referente al tipo y al volumen de las emisiones de gases precursores del calentamiento global generados en cada una de las ciudades firmantes. De hecho, al día de hoy, son ya alrededor de 152 ciudades del mundo las que se han sumado al Registro, de las cuales 24 son localidades mexicanas.      

El segundo acuerdo suscrito en el Pacto de la Ciudad de México, tiene que ver con la promoción de la participación de la ciudadanía para acordar e inducir cambios en los estilos de vida en las urbes, mismos que contribuyan positivamente a la acción climática. En este punto, los alcaldes del mundo subrayaron la importancia de incorporar la visión de las mujeres –o perspectiva de género- para generar transformaciones verdaderamente inclusivas y de carácter integral, que contribuyan a hacer más exitosa la adaptación y el combate al cambio climático.

 Estas propuestas, acordadas el día de ayer por los representantes de –al menos- 48 países del mundo, serán llevadas, por acuerdo de la asamblea de alcaldes, a la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (COP 16) y presentadas por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Ahí, deberán ser consideradas e incluidas en cualquiera que sean los resultados de ésta, la cumbre mundial más importante para decidir el futuro ambiental del planeta.

Seguramente, todos hemos escuchado la frase “piensa globalmente, actúa localmente”, una máxima que nos invita a recapacitar sobre el alcance que tienen nuestras acciones individuales en el contexto colectivo y global. En este sentido, la Cumbre Climática Mundial de Alcaldes ha sido una iniciativa que, en los hechos, asume la urgencia de que sea en el ámbito local donde se detonen las iniciativas que –como se ha visto hasta ahora- no ha sido posible concretar en el plano de las negociaciones diplomáticas o en las cumbres internacionales.

El día de hoy, más de la mitad de los seres humanos habitamos en ciudades; más de dos terceras partes de los gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global y del cambio climático, tienen su origen en las grandes concentraciones urbanas (donde la demanda de energía, el uso masivo del transporte y la generación de basura –entre otros factores- derivan en enormes volúmenes de contaminación ambiental). Así pues –y como lo están entendiendo cada día más ciudades del mundo-, no tengo la menor duda de que las soluciones al deterioro ambiental del planeta, para ser duraderas, deberán gestarse en la casa, en el barrio, en la ciudad y en el país en el que vivimos.

 

Foto: Paco Calderón, 2010.

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53