Escuchar audio

Segmentos medios y altos los más afectados por el aumento de tarifas de agua en el DF 

 

Se recaudarán mil millones de pesos al año y el gobierno asegura que los recursos serán etiquetados para mejorar la infraestructura hídrica y proteger el suelo de conservación del DF

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 28 de diciembre de 2009

 

Con la llegada del año 2010, entrarán en vigor nuevas tarifas para el pago del agua en el Distrito Federal. La Asamblea Legislativa aprobó hace unos días un esquema para cobrar el líquido que consumimos los capitalinos, con tarifas diferenciadas en cuatro zonas clasificadas como popular, baja, media y alta. Es previsible que los segmentos socioeconómicos medios y altos sean los que más resientan el incremento en las tarifas del agua, no sólo por su ubicación privilegiada o por el valor catastral de las propiedades, sino –sobre todo- porque es en estos sectores donde se hace un aprovechamiento menos eficiente y hasta dispendioso de este recurso.

El director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre Díaz, ha asegurado que no hay forma de lograr que la demanda de agua baje mientras se estén cobrando tarifas “de regalo”. Este hecho ha sido señalado también por el titular de la Comisión Nacional del Agua, José Luís Luege Tamargo, al comparar los 12 pesos que cuesta en la ciudad de Monterrey un metro cúbico de agua, con los dos pesos que se pagan en el Distrito Federal por la misma cantidad.

 

 

El subsidio que otorga el gobierno al costo del agua también reducirá gradualmente. Quienes consuman más de 20 metros cúbicos (es decir, 20 mil litros) al bimestre, tendrán que pagar un precio más cercano al costo real del agua. Es decir, las personas o las familias que no quieran rebasar dicho límite tendrán que utilizar no más de 330 litros de agua al día. En la actualidad, esa es más o menos la cantidad de agua que utiliza diariamente y en promedio cada persona en la Ciudad de México. Si hablamos de una familia de cinco miembros, entonces el consumo deberá ser de alrededor de 65 litros de agua diarios por persona, para así poder continuar gozando del subsidio gubernamental y resentir lo menos posible el alza en el costo del servicio.

El gobierno capitalino ha dicho que con los ingresos que se obtengan con las nuevas tarifas (alrededor de mil millones de pesos al año, según Aguirre Díaz), se harán importantes inversiones en infraestructura para mejorar pozos, potabilizar y mejorar la calidad y los servicios de agua. Incluso, de acuerdo al titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, muchos de estos recursos serán etiquetados para financiar programas de protección y preservación de los bosques y el suelo de conservación del Distrito Federal.

 

 

Yo en verdad aplaudo que el tema de las tarifas del agua–por fin- esté haciendo a un lado prejuicios políticos y coyunturas electorales. La urgencia de encontrar mejores esquemas en el manejo de este recurso es tal que, incluso, ya nos habíamos tardado demasiado en tomar decisiones. Lo que me preocupa ahora es que las promesas de invertir en obras y en protección ambiental, no puedan tener la transparencia, el compromiso ni la vigilancia suficientes como para acercar cada día más a la Ciudad de México a la sostenibilidad hídrica.

Me gustaría ver que junto con la obligación de pagar estas nuevas tarifas por el servicio del agua, viniera aparejado un plan hídrico integral y de largo alcance para el Valle de México; que se desplegaran verdaderas campañas para transformar y mejorar los hábitos de consumo de agua entre la población y, desde luego, que la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del DF se ocupara –por fin y de manera realmente autónoma- de vigilar que el gobierno de la ciudad cumpla con sus obligaciones legales. 

El panorama económico para el año 2010 es, en todo el planeta, poco alentador. Hacer un mejor aprovechamiento de los recursos de los que disponemos, ya sea en el país o en nuestras casas, hará la diferencia entre un panorama sombrío y uno de tranquilidad. Utilizar inteligentemente el agua puede traernos no sólo beneficios económicos, sino también ambientales.

Durante este año en Revista Antena Radio hemos dado innumerables consejos para cuidar el agua y, en muchos otros medios, hay información disponible y fácil de aplicar. Hoy más que nunca, el cuidado de nuestra economía radica también en el cuidado del agua y del medio ambiente.

 

El dictamen del código fiscal del DF establece nuevas tarifas de agua para el 2010. Al bimestre pagará:

  Zona Popular

M3

Precio

15 

 30 pesos

 20

 43 pesos

 30

 83 pesos

 40

 161 pesos

 50

 239 pesos

Zona Baja

M3

Precio

15 

 34 pesos

 20

 63 pesos

 30

 133 pesos

 40

 200 pesos

 50

 345 pesos

Zona Media

M3

Precio

15 

 112 pesos

 20

 185 pesos

 30

 330 pesos

 40

 475 pesos

 50

 620 pesos

Zona Alta

M3

Precio

15 

 135 pesos

 20

 211 pesos

 30

 363 pesos

 40

 515 pesos

 50

 667 pesos

 

Fuente: Dictamen del Código Fiscal del DF / fotografías: Paco Calderón ®

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53