Escuchar audio

Fija México meta más realista de reducción de emisiones de dióxido de carbono para el 2050

 

En noviembre del 2008, el titular de Semarnat  habló de reducir 105 millones de toneladas al año; durante la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, FCH hace el compromiso oficial de 50 millones de toneladas anuales

Se anuncian más áreas naturales protegidas y la formación de alianzas y la dotación de recursos para su funcionamiento

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 8 de junio de 2009.

El pasado viernes se conmemoró el Día Mundial del Medio Ambiente, y como lo comenté la semana pasada, ésta es la segunda ocasión (la primera fue en 1990) en que nuestro país es la sede elegida por la Organización de las Naciones Unidas para –desde aquí- llamar la atención del concierto internacional sobre serias amenazas a la vida, como la destrucción de los bosques y las selvas, la pérdida de especies animales, la contaminación ambiental o el cambio climático.

Como era de esperarse, durante el acto oficial –encabezado por el Presidente Calderón- se hicieron importantes anuncios en materia de política ambiental que, lejos de la suficiencia o escasez de recursos asignados para su realización, es muy positivo saber que como país nos estamos haciendo cargo. De frente al resto del mundo, México se ha comprometido a reducir a la mitad –para el año 2050- sus emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono.

Si bien esto ya había sido anunciado en noviembre del año pasado por el titular de la Semarnat, Rafael Elvira Quezada, postulando entonces la reducción de 105 millones de toneladas anuales de ese gas de efecto invernadero, el anuncio del presidente Calderón, en el sentido de reducir 50 millones de toneladas por año el volumen de estas emisiones, nos habla de un cálculo sustentado –muy seguramente- en estimaciones mejor estudiadas y, en consecuencia, más realistas. México emite alrededor de 623 millones de toneladas de CO2 al año, ocupando el lugar número 15 en el mundo en materia de generación de gases de efecto invernadero.

Dichas metas son parte del Programa Especial de Cambio Climático (PECC), anunciado por el presidente Calderón y que será publicado en el Diario Oficial de la Federación en fecha próxima; el Programa –se dice- será el instrumento a través del cual se definirá las estrategia nacional para transformar procesos, mejorar tecnologías y hacer más eficiente el uso de la energía en capítulos como el transporte, la industria petrolera o la generación de electricidad.

Habrá que esperar a que el Programa Especial de Cambio Climático sea publicado, para entender cómo está visualizando el gobierno federal el desarrollo futuro de –por ejemplo- el sector eléctrico, cuya política de obras e inversiones para los siguientes nueve años contempla el uso del carbón como segunda opción, y no así el fomento de energías limpias (como la eólica o la solar) –tal como lo ha denunciado Greenpeace.

Sin lugar a dudas, el anuncio de que se eliminarán durante esta administración las quemas en todas las plataformas petroleras del gas asociado a la extracción del crudo, es de la mayor relevancia; así como la reducción de intereses y ampliación de plazos a los créditos hipotecarios que incorporen criterios ecológicos (o ecotécnias) en la construcción de las viviendas.

Durante la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente también se destacó el decidido trabajo que han venido realizando, gobierno y sociedad civil, en materia de áreas naturales protegidas. Al día de hoy, el 12 por ciento del territorio nacional se encuentra bajo este régimen y, desde hace unos días, se suman 700 mil hectáreas más a los 24 millones que ya se manejan en el país con un esquema de protección (la Reserva de la Biosfera del Tiburón Ballena, en las costas de Quintana Roo; el Sistema Arrecifal Lobos, frente a Tuxpan, Veracruz; la porción marina Ventilas Hidrotermales, en el Mar de Cortés, y las áreas de protección en Ocampo, Coahuila, y en los Médanos de Samalayuca, en Chihuahua).

Justamente en el tema del fortalecimiento de las áreas naturales protegidas, el viernes pasado se anunció la formación de una alianza estratégica entre el sector privado, el gobierno federal y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés). Con una inversión inicial de 100 millones de dólares y con la participación de importantes científicos –como Mario Molina, José Sarukhán o Julia Carabias-, esta alianza acompañará y apoyará el trabajo de conservación de la naturaleza realizado por comunidades, organizaciones ciudadanas, autoridades locales y federales en seis regiones del país.

Creo que no hay otra vía para la protección de los recursos naturales y del medio ambiente, más que la de asumir cada quien su compromiso y entonces establecer alianzas intersectoriales. Comencemos cambiando hábitos personales y en la familia; recuperemos la vida vecinal y la identidad comunitaria, y muy seguramente así construiremos una sociedad más responsable también en lo ambiental. ▄

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53