Escuchar audio

Por segunda ocasión, México será sede del Día Mundial del Medio Ambiente

 

El DF fue sede en 1990, bajo el lema "Los niños y el medio ambiente"; en esta ocasión el lema es "tú planeta te necesita. Unámonos para combatir el cambio climático”.

Luis Manuel Guerra recibirá el Premio al Mérito Ecológico por su destacada labor en materia de "comunicación ambiental", nueva categoría que reconocerá el gobierno mexicano

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 1º de junio de 2009.

 

Desde el año de 1972, cuando se celebró en Estocolmo la Cumbre de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano” (que fue la primera reunión internacional para discutir las relaciones del ser humano con la naturaleza y la ecología), cada 5 de junio el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) convoca a los gobiernos del mundo a reflexionar y a tomar acción sobre la problemática ambiental, e incluso les invita a asumir compromisos específicos para solucionarla.

Este año -2009- será la segunda ocasión en que nuestro país sea la sede de los festejos del Día Mundial del Medio Ambiente. Ya en 1990, bajo el tema “Los Niños y el Medio Ambiente”, la Ciudad de México acogió por primera ocasión esta celebración mundial. Ahora, el próximo viernes, en la Riviera Maya, en el estado de Quintana Roo, desde México se lanzará un llamado al concierto de las naciones para decir: “tú planeta te necesita. Unámonos para combatir el cambio climático”.

Para este año, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) buscará fomentar y fortalecer entre la población mundial hábitos ambientalmente sustentables como, por ejemplo, un uso más racional y limpio de la energía, o el cuidado de los recursos naturales, los bosques, selvas, ríos y mares. Una vez más, el organismo internacional reiterará la invitación a que moderemos y modifiquemos sustancialmente nuestros hábitos de consumo, favoreciendo la adquisición de productos y servicios que no impacten negativamente a la naturaleza.

Sin lugar a dudas, los actos oficiales (como el que encabezará el Presidente de la República y las autoridades del PNUMA, el próximo viernes en X-Caret), son de gran trascendencia para incorporar y conservar el tema ambiental en la agenda gubernamental y en la percepción pública. Muy seguramente, durante la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, sabremos de diagnósticos, de acciones realizadas y de los nuevos retos por enfrentar a nivel planetario y nacional.

Pero es de mayor trascendencia y alcance el compromiso que la sociedad organizada y cada uno de nosotros asumamos en la preservación y protección del medio ambiente. Comunidades enteras,  organizaciones ciudadanas e individuos en lo particular, llevan a cabo jornadas de reforestación, de limpieza o de educación ambiental que, hay que decirlo, nos han hecho avanzar en el camino de una mayor responsabilidad ambiental. Pero, también hay que decirlo, no han obtenido la fuerza que se requiere para frenar el irracional ritmo de la depredación y las peligrosas afectaciones de los ecosistemas en todo el planeta.

Durante la contingencia sanitaria por la epidemia de influenza en nuestro país, muchos mexicanos modificamos de manera solidaria algunos hábitos de higiene personal que, indudablemente, ayudaron a evitar un problema de salud pública más adverso. Con ello, los mexicanos demostramos que somos capaces de actuar colectivamente ante las amenazas a la vida. Yo me pregunto, ¿cuándo comenzaremos a demostrar la misma solidaridad y a cambiar sustancialmente nuestros hábitos de consumo, para así poder combatir al cambio climático que, según la ONU, está cobrando más de 300 mil vidas cada año?; ¿o hasta qué punto queremos llegar en ciudades como el Distrito Federal con el dispendio del agua, cuando ya es evidente que hemos agotado las capacidades de los ecosistemas de los que nos abastecemos?

Yo invito a nuestro auditorio a conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente a través de la reflexión, de la observación detallada de sus hábitos cotidianos y del impacto que estos tienen en el medio ambiente; pero, sobre todo, con la adopción de acciones positivas para cuidar el agua, moderar el uso de la luz o del transporte, y así sumarse al combate del calentamiento global.

Finalmente, vaya una enorme felicitación para el Químico Luís Manuel Guerra, quien este viernes recibirá de manos del presidente Calderón el Premio al Mérito Ecológico en la categoría de “comunicación ambiental”, actividad que realiza espléndida e inteligentemente desde hace ya tres décadas.▄

 

El Químico Luís Manuel Guerra y la Lic. Sandra Reynoso, en Zona Verde

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53