Escuchar audio

60% de las fugas de agua en la Ciudad de México sucede en los hogares

 

La regadera es la "devoradora" de agua con un consumo de 22 litros por minuto

Debemos sumarnos a la convocatoria del PNUMA, para realizar acciones encaminadas a salvar al planeta del calentamiento global y el cambio climático

 

Antena Radio / Edición vespertina / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con el Lic. Francisco Calderón Córdova / 107.9 de FM y 1220 de AM, 25 de mayo de 2009.

A lo largo de un año, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) nos ha venido convocando para que cambiemos una serie de costumbres con las que, cotidianamente, los seres humanos estamos generando enormes daños a la naturaleza. Bajo la consigna de “Deja el hábito”, este organismo internacional ha buscado entrar a los hogares de todo el planeta para fomentar mejores prácticas en el uso de la energía y, en consecuencia, reducir las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2), principal gas responsable del calentamiento global.

En México, los tres órdenes de gobierno, empresas y organizaciones ciudadanas, han llevado a cabo algunas acciones para sustituir –por ejemplo- los viejos electrodomésticos por aparatos nuevos y con una mayor eficiencia energética; o –también- para cambiar las lámparas incandescentes tradicionales por focos ahorradores. Muy seguramente, muchas de las familias que se han sumado a estos esfuerzos estarán viendo ya reducciones en el recibo de la luz o del gas.

Para el 2009, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente –el 5 de junio próximo-, la Organización de las Naciones Unidas lanzará una nueva convocatoria mundial  bajo el lema: “¡Tu Planeta te Necesita!; Unidos para Combatir el Cambio Climático”. Se trata de que cada uno de nosotros reflexione sobre las actividades que realiza durante el día, desde que despierta y hasta que se va a dormir, buscando reducir de manera consciente el impacto que nuestras acciones diarias tienen sobre el medio ambiente.

Y, en verdad: hay mucho que cada uno de nosotros podemos hacer de manera cotidiana, para sumarnos a este esfuerzo por salvar al planeta Tierra. Por ejemplo –hablando del agua-: además de las actividades agrícolas e industriales, las descargas del agua que utilizamos para los servicios sanitarios y de limpieza en nuestros hogares son un importante foco de contaminación de los ríos, lagos y mares del país. Ahí hay mucho que podemos hacer desde nuestras casas, escuelas o centros de trabajo, para reducir los impactos sobre el medio ambiente.

 Se ha estimado que más del 60 por ciento de las fugas en la red de distribución de agua en la Ciudad de México, suceden en los domicilios particulares. Y ahí, es en el baño donde se pierde la mayor cantidad de agua. La regadera es la principal “devoradora” de agua; en un solo minuto, consume hasta 22 litros de agua limpia que termina yéndose por el caño. Por su parte, el escusado puede descargar al drenaje entre ocho y dieciséis litros de agua cada vez que jalamos la cadena.

Por ello, es importante que tomemos duchas cortas (de siete u ocho minutos de duración), y es muy recomendable colocar dispositivos ahorradores tanto en la regadera como en el escusado. Hay de diferentes calidades y precios disponibles en el mercado, y su instalación es sencilla y funcionan muy bien.

Por otra parte, mucha gente me ha preguntado si es ambientalmente correcto tirar el papel sanitario por el escusado o si es mejor depositarlo en un bote de basura. Desde hace varias décadas, el papel sanitario ha sido diseñado para deshacerse al entrar al contacto con el agua y con el remolino del escusado; además, por ser celulosa, el papel sanitario es fácilmente degradable en el medio ambiente. Optar por tirar el papel sanitario usado en la basura, sólo nos expone a un foco de contaminación biológica y nos obliga a utilizar una mayor cantidad de bolsas de plástico.

Racionar el consumo de agua para lavarse los dientes, rasurarse u otras actividades que hacemos en el baño, es una buena opción para comenzar a reflexionar sobre la forma en que podemos ayudar a proteger al medio ambiente y, desde luego, sumarnos a la convocatoria de las Naciones Unidas para salvar al planeta y combatir el calentamiento global. ▄

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53