Programa de Cambio Climatológico del Gobierno Federal, oportunidad para enfrentar contingencias

Para 2009 deberá estar listo el Atlas de zonas de Riesgo para todo el país

Resultaría siete veces más barato prevenir desastres, de lo que cuesta hoy atender emergencias y reconstrucción de poblaciones devastadas

Noticiero Antena Radio / 107.9 de FM y 1220 de AM, 21 de julio de 2008

En su sección "Medio Ambiente; Qué puedo hacer yo", transmitida en el noticiario radiofónico del IMER, Antena Radio, el Lic. Francisco Calderón Córdova dijo que los especialistas en materia de calentamiento global han venido pronosticando, desde hace más de 20 años ya, una serie de eventos climáticos que cambiarán radicalmente el entorno de extensas regiones del planeta y, consecuentemente, transformarán a la civilización en algo muy diferente a lo que hoy concebimos. Aseguró que muchos de los territorios que actualmente conocemos –tanto en México como en otras naciones- se transformarán profundamente e incluso desaparecerán como consecuencia de la intensificación y el cambio de los patrones “normales” de fenómenos naturales como las lluvias, los huracanes, las sequías o los incendios forestales, entre otros. 

Francisco Calderón dijo que los pronósticos más significativos en cuanto al cambio climático están sucediendo ya y lo estamos presenciando cotidianamente en todas las latitudes del planeta. El derretimiento de los casquetes polares o de milenarios glaciares (como el del volcán Iztaccihuatl, en México), es un hecho; diariamente sabemos de la pérdida de amplias zonas agrícolas por la erosión, la desertificación o las inundaciones; está comprobado el aumento de la temperatura promedio en la superficie de los océanos y los inusuales cambios en el flujo de las corrientes marinas. En fin, el deterioro que los seres humanos hemos causado en el medio ambiente de la Tierra, nos está cobrando ya la factura -lamentó.

En este tenor, existen también predicciones muy precisas para todo el planeta –y México no es la excepción- en cuanto a la desaparición de incontables asentamientos humanos costeros, como consecuencia de la eventual elevación de los niveles del mar por causa del calentamiento global. Así por ejemplo, Al Gore (excandidato presidencial de los EEUU) y David King (asesor de Tony Blair), han estimado que, si la capa de hielo de Greolandia se funde o se quiebra deslizándose al océano, el nivel del mar subiría entre 5,5 y 6 metros en todo el mundo; entonces, veríamos desaparecer para siempre ciudades como Miami, San Francisco, Nueva York, Ámsterdam, Pekín, Shangai, Calcuta o Bangladesh, entre otras. Y en México, la región Centro de Tabasco (donde se ubica, entre otras, la ciudad de Villahermosa), amplias zonas costeras de la península de Yucatán y el Golfo de México, así como incontables terrenos agrícolas desde Chiapas hasta Sonora, en la costa del Pacífico.

Por ello -reflexionó Calderón Córdova-, me parece de la mayor relevancia el Programa Especial de Cambio Climatológico 2008-2012 que, en los próximos días, habrá de presentar a la nación el Presidente Felipe Calderón. En éste, se contempla el desplazamiento y la reubicación “gradual” de los asentamientos humanos (en su mayoría irregulares) ubicados en zonas de alto riesgo y en al menos 188 municipios del país. Se estima que resultaría siete veces más barato trasladar a esta población a sitios más seguros, alejados de los cauces de los ríos, barrancas, planicies inundables o límites costeros de riesgo, de lo que hoy cuesta la reconstrucción y rehabilitación de la infraestructura en los mismos sitios vulnerables (como ya nos ha sucedido en Chiapas, Nayarit, Oaxaca, Tabasco y Veracruz).

Este Programa Especial de Cambio Climatológico 2008-2012, contempla que para el año entrante -2009- quede concluido un Atlas de Riesgos, elaborado con la participación de las secretarías de Desarrollo Social y de Comunicaciones y Transportes; de Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad y de los gobiernos estatales, que se sumará a los 188 municipios ya identificados y cuyo objetivo es identificar e inventariar los asentamientos irregulares ubicados en zonas de riesgo.

Mientras tanto, concluyó el especialista ambiental, la recomendación para el auditorio sería: evitar establecer nuestras viviendas en lugares donde peligra la vida de nuestras familias y nuestro patrimonio (es decir, cauces de ríos, barrancas y zonas inundables en general);  así como atender puntualmente las recomendaciones de las autoridades de protección civil y de medio ambiente durante las temporadas de contingencias climatológicas.

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53