Más de la mitad del territorio del Distrito Federal es suelo de conservación

* La cuenca del Valle de México concentra el 11% de la diversidad biológica del país y el 2% del planeta Tierra

* Actividades ecoturísticas en el suelo de conservación del Distrito Federal, estupenda opción de recreación para los capitalinos

1º de mayo de 2008 / Noticiero Monitor de la Tarde, con Enrique Muñoz / 1320 y 560 de AM

 

En esta ocasión, el Lic. Francisco Calderón Córdova, comentarista en Radio Monitor de temas ambientales y urbanos, abordó el tema de la importancia del suelo de conservación del Distrito Federal. Dijo que una estupenda opción para la recreación y el descanso para quienes permanecerán en el Distrito Federal durante el puente vacacional del 1º y el 5 de mayo, es acercarse a los diferentes sitios y las actividades que nos ofrece el suelo de conservación (ubicado en su mayoría al sur y sur poniente del Distrito Federal, distribuido en nueve delegaciones políticas: Tlalpan, Milpa Alta, Xochimilco, Cuajimalpa, Tláhuac, Magdalena Contreras, Álvaro Obregón, Gustavo A. Madero e Iztapalapa). En este territorio el visitante puede encontrar desde bosques y amplias zonas verdes (como las Sierras del Chichinautzin, la de las Cruces o la del Ajusco), hasta planicies lacustres (como en Tláhuac, Xochimilco y Chalco) en las que hay actividades ecoturísticas y recreativas ideales para compartir con la familia o con los amigos en estas fechas.

El suelo de conservación constituye una amplia zona –de alrededor de 88, 400 has., es decir, el 59% (más de la mitad) del total del territorio del Distrito Federal- en la que se han establecido fuertes restricciones jurídicas para el uso del suelo. Existen 36 poblados tradicionales que ancestralmente se han ubicado en esta parte del territorio, donde sí es permitido el uso habitacional y urbano (el 11.5% del territorio), pero en general, en el suelo de conservación del Distrito Federal sólo se pueden realizar actividades forestales, agrícolas, siembra de pastizales y actividades recreativas ecoturísticas.

Lo anterior, es debido a las características naturales que posee esta superficie y que se traducen en ecosistemas muy importantes para la subsistencia no sólo de la Ciudad de México, sino de toda la Zona Metropolitana del Valle de México y en general para la cuenca (donde se sabe habita o existe el 2% del total de la biodiversidad del planeta Tierra y el 11% del país).  Por ello, el paseante debe tener cuidados extremos tanto para el cuidado de los bosques y su integridad, como del manejo de sus residuos sólidos o la seguridad e integridad personal y/o de la familia.

Calderón Córdova explicó que en el suelo de conservación se desarrollan procesos naturales a través de los cuales se proporcionan diversos bienes y servicios estratégicos ambientales para el DF y para la ZMVM, y que son imprescindibles para la sobrevivencia y el nivel de la calidad de vida de sus habitantes:

Hablando de las actividades ecoturísticas, existen diversos parques en los que se puede convivir con la naturaleza y disfrutar de espacios abiertos, entre los que podemos citar: Parque ecoturístico Ejido de San Nicolás Totolapan; Corredor ecoturístico “Los Dinamos”, en la comunidad de la Magdalena Atlitic; Parque Ecoturístico, en la Comunidad de San Bernabé Ocotepec, situado en la prolongación de la avenida Ojo de Agua, en la delegación Magdalena Contreras; Parque Ecológico Xochimilco y Parque Nacional del Desierto de los Leones, en la delegación Cuajimalpa; Parque Cumbres del Ajusco, en Tlalpan, además de diez áreas naturales protegidas (9.3% del territorio).

 Por todo lo anterior, concluyó el especialista, el suelo de conservación es una opción de recreación que -en estas fechas vacacionales- pueden tomar en cuenta los paseantes capitalinos. ▄

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53