Contaminación visual no ha merecido suficiente atención por parte de las autoridades

* Afecta severamente a la convivencia y al respeto de la normatividad vigente en espacios públicos de las ciudades

Miércoles 24 de abril de 2008 / Radio Monitor / 1320 de AM / Monitor de la Tarde, con Enrique Muñoz

 

La contaminación visual es un tipo de contaminación ambiental que, junto con la auditiva, no ha merecido la suficiente atención por parte de legisladores o las autoridades en nuestro país, aún cuando este tipo de contaminación es responsable no sólo de afectaciones a la salud de las personas o a la convivencia social; ejemplo de esto, son los frecuentes accidentes que causan sobre las personas la caída de anuncios espectaculares o de las líneas de transmisión eléctrica. Así lo aseguró Francisco Calderón Córdova, especialista en temas ambientales, en su acostumbrada sección del noticiero radiofónico Monitor de la Tarde.

Entre las principales afectaciones de la contaminación visual, se pueden enumerar: desorden y accidentes ocasionados por obstrucción visual; daños al sistema nervioso; impedimentos de tránsito libre y facilidad del mismo; afectaciones a la estética urbana; desequilibrio mental o emocional de los habitantes de la ciudad; empobrecimiento del panorama urbano; estrés y dolores de cabeza; trastornos de atención y distracciones al manejar, causando accidentes y muertes; problemas ecológicos (se rompe el equilibrio ecológico cuando algunas especies se alejan); disminución de la eficiencia laboral, mal humor, trastornos de agresividad, etc.

Señalamientos diseñados para hacer más amable la convivencia en las ciudades o para educarnos respecto a las leyes vigentes en la vía pública, como los señalamientos viales ("ceda el paso al peatón", "zona escolar", "precaución" o límites de velocidad), pierden su efectividad ante la saturación de mensajes, imágenes y del mismo paisaje urbano.

Desde el mes de agosto de 2005 existe en México el Reglamento para el Ordenamiento del Paisaje Urbano del Distrito Federal, que norma algunas disposiciones en la materia de la Ley de Desarrollo Urbano, y que establece especificaciones técnicas en materia de anuncios espectaculares y propaganda en la vía pública. Quienes habitamos en el Distrito Federal o en otras ciudades del país, debemos exigir a las autoridades que se aplique la normatividad en la materia, ya que de algunos años a la fecha se ha visto un crecimiento desordenado en la colocación de anuncios espectaculares y, si bien ha habido esfuerzos por ordenar la situación a través de programas de recuperación de la imagen urbana, lo cierto es que los esfuerzos han sido pálidos y la población no los está percibiendo efectivamente.

Calderón Córdova dijo que si bien existe normatividad lo suficientemente clara en materia de anuncios en la vía pública, por otra parte no ha habido la suficiente acción por parte de las autoridades como para hacer cumplir, a grandes y pequeños anunciantes, con autorizaciones, licencias y con las reglas del juego en general. Así mismo, Francisco Calderón dijo que el problema de los anuncios colocados en bardas y vallas de la ciudad ha crecido sin control, incluso generando fuertes multas a las personas que permiten su colocación -a cambio de una renta mensual- en sus propiedades. Informó al auditorio que este tipo de anuncios publicitarios en bardas y vallas sólo es permitido cuando los predios son baldíos o se encuentran en construcción; de lo contrario, aseguró, se están aplicando multas muy onerosas a los dueños de estos predios y, desde luego, no a las compañías publicitarias que los colocan.

Finalmente, el especialista en temas ambientales subrayó la importancia de que la publicidad en la vía pública no afecte la apariencia de los barrios y colonias de las ciudades, obstruyendo símbolos culturales que dan identidad y cohesión a los grupos sociales, o modificando el paisaje urbano en detrimento de nuestra calidad de vida. Invitó al auditorio a acercarse a las autoridades de su ciudad, su municipio o delegación, para exigir que este deterioro ambiental sea frenado y ordenado. ▄

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53