Mal manejo de la basura impide aprovecharla; los residuos sólidos se pueden reutilizar o reciclar

Los habitantes del DF generan 12 mil toneladas diarias de basura.

Zona Verde. Radio Red, 1110 AM. Grupo Radio Centro
Ciudad de México
Miércoles 5 Julio, 2006

Texto: Andrés Ortiz.

En la emisión del sábado pasado del programa “Zona Verde”, que conduce el Quim. Luis Manuel Guerra, se abordó el tema de los “residuos sólidos en el Distrito Federal”. En esta ocasión se contó con la participación de la Biol. Ana María Rentería, técnico especializado de la Subprocuraduría de Protección al Ambiente, y el Lic. Francisco Calderón, coordinador de Participación Ciudadana y Difusión, ambos funcionarios de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal.

Como es normal, el químico Guerra hizo una introducción a la sesión, destacando que para resolver los problemas ambientales es necesario evitar el crecimiento acelerado de la población humana en el mundo y estabilizar el consumo de energía. Comentó que en la Ciudad de México, la PAOT actúa como un contrapeso al crecimiento urbano indiscriminado, buscando que se respete y se aplique la legislación ambiental para que podamos disfrutar de un medio ambiente sano y adecuado para un desarrollo acorde con el equilibrio ecológico.

Luis Manuel Guerra recordó al auditorio que la Ciudad de México tiene muchos problemas que repercuten en el deterioro de la calidad ambiental, pero señaló también que existen ejemplos en el mundo de formas de gestión ambiental que están produciendo buenos resultados. Al respecto, dijo que en una reciente reunión sobre el tema de “Las ciudades sustentables”, realizada en Vancouver, Canadá, se presentaron experiencias muy interesantes que pueden ser retomadas en otros lados.

Además, habló de que los estados miembros de la Comunidad Europea –incluyendo al Reino Unido- acaban de adherirse a una directriz vinculante a través de la cual se busca llegar a un nivel cero de emisiones de carbono en sus ciudades. Tony Blair, el primer ministro británico, se comprometió a que el Reino Unido llegue a esa meta en el año 2015.

El acuerdo no implica que no se produzca absolutamente nada de carbono, pero sí busca reducir sensiblemente las emisiones y conlleva el compromiso de implementar medidas de compensación y de crear infraestructura ambiental que permitan contrarrestar las emisiones que finalmente se produzcan.

Luis Manuel Guerra aseguró que entre los problemas ambientales que hay en el DF, el del manejo y disposición de residuos sólidos es uno de los más complejos y se ve agravado en este período de elecciones con la propaganda política que abunda en las calles y que al finalizar el proceso electoral se convierte en basura.

Ana María Rentería explicó que la diferencia entre basura y residuos sólidos estriba en que la primera es una mezcla desordenada de los desechos que producimos en nuestras actividades cotidianas; mientras que los residuos sólidos son también esos materiales de desecho, pero que al estar separados pueden ser reciclados o reutilizados. Es decir, la basura es lo que pierde la oportunidad de ser reaprovechado, en cambio, los residuos son los desechos que han sido bien manejados y pueden servir de nuevo.

Los habitantes del DF generan casi la cuarta parte de todos los residuos que se producen en todo el país. Esto significa un volumen cercano a las 12 mil toneladas diarias (12 millones de kilos), que alcanzaría a llenar tres veces el Estadio Azteca. Se trata de una cantidad inmensa de residuos que ha ido creciendo cada vez más. La bióloga Rentería dijo que según datos existentes, en la década de los años 50 del siglo pasado cada habitante del Distrito Federal generaba cerca de 370 gramos de basura al día, pero actualmente esa cantidad es de 1.4 kilogramos diarios. Esto significa que en un lapso de más o menos 50 años el promedio de generación de basura por habitante se cuadruplicó. Desde luego, esto se debe a los hábitos de consumo modernos. Simplemente, podemos tomar el caso –continuó Rentería- de que hasta hace algunos años, el agua y los refrescos los manejábamos en envases más o menos permanentes, pero desde la introducción del PEP y otros plásticos, se genera una gran cantidad de residuos con los envases desechables.

La bióloga Rentería habló también sobre la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal. Explicó que al aproximarse el fin de la capacidad y la vida útil del confinamiento de residuos del DF, llamado Bordo Poniente o Bordo de Xochiaca, se comenzó a pensar con seriedad en la necesidad de ejercer mayor control sobre el asunto de los residuos. Además de buscar soluciones para el problema del confinamiento final de residuos, las autoridades ambientales, los legisladores y los sectores de la población preocupados por el problema plasmaron en la Ley que la separación de residuos en orgánicos e inorgánicos constituye una gran contribución a solucionar los inconvenientes de generar basura en vez de residuos sólidos.

Sin embargo, agregó, a pesar de la entrada en vigor de esta legislación, sus efectos todavía no son del todo satisfactorios, pues el programa de separación de residuos sólo tiene un promedio de avance de entre 30 y 40 por ciento en las delegaciones del DF. A este atraso contribuye la falta de sensibilización sobre el problema que ocurre entre los trabajadores de limpia del DF. Desde luego, esta situación varía según la delegación de que se trate. En la PAOT tenemos noticias de que Azcapotzalco y Miguel Hidalgo tienen un avance de 80 por ciento en el programa y en la calidad del trabajo de separación que realizan; Gustavo A. Madero también está teniendo un buen progreso, junto con Venustiano Carranza que además es la primera en implementar un programa de recuperación de aceites. Pero de las demás no puede decirse lo mismo, ni asegurarse cuál es la calidad de su labor de separación.

Francisco Calderón señaló que según se dice, en los últimos 40 años los seres humanos han generado más basura que en toda la historia de la humanidad. Lo cual es impresionante y muestra que actualmente no se hace un consumo racional. En lo que respecta al nivel local, afirmó que si a la producción de 12 mil toneladas diarias de residuos en el DF, se agrega lo que genera el resto de la zona metropolitana del Valle de México, la cifra se eleva a unas 21 mil toneladas diarias. A pesar de que una gran cantidad de estos desechos se confinan en el Bordo Poniente, muchos otros no cuentan con una disposición adecuada, pues se arrojan en tiraderos clandestinos.

El coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la PAOT agregó que un problema muy serio, por ejemplo, son los tiraderos clandestinos de basura en las barrancas del DF que contaminan agua, aire y suelo no sólo de esas locaciones sino de todos los ecosistemas de los que forman parte. Hay, además, el tiradero de residuos de la construcción, de cascajo, que se arroja también en las barrancas, muchas veces con el objetivo de rellenarlas para convertirlas en zonas aptas para la construcción de edificaciones.

Calderón aseguró que la cultura de lo desechable y la falta de inversión para industrializar el reciclaje de los residuos nos llevan a una crisis ambiental que difícilmente podrá ser enfrentada con éxito en el corto plazo.

Respecto a la propaganda electoral, Calderón opinó que debería legislarse en el sentido de que en las aportaciones presupuestales que la sociedad –a través de las instituciones electorales- hace a los partidos podría estar incluida una partida que se destinara al retiro, recolección y disposición de las más de 50 mil toneladas de residuos, a nivel nacional, de esta publicidad que se convierte en basura después de los comicios; muy poca de esta basura se recicla, a pesar de que la Ley obliga a que se fabrique con materiales reciclables. Y además del problema de los residuos, está también el asunto de la contaminación visual que producen todos estos carteles, gallardetes, pendones, espectaculares y demás formas de la propaganda electoral.

Sin embargo, dijo, en la PAOT sólo hemos recibido una denuncia motivada por la generación de basura a través de la propaganda electoral, contra cientos de otras motivadas por la generación de ruido, vibraciones y cortes de arbolado en suelo urbano. Esto demuestra que muy poca gente percibe la generación de basura como un problema ambiental grave.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53