El consumo responsable y consciente beneficia al medio ambiente

Importante distinguir los problemas de “desnutrición” y los provocados por la “mala nutrición por exceso”. Niños y jóvenes, las principales víctimas de la publicidad que induce a malos hábitos alimenticios. La ganadería produce más gases de efecto invernadero que los autos, revela la ONU

Ollin Caban, IMER Radio Ciudadana 660 AM
Ciudad de México
Lunes 11 Diciembre, 2006

Transmitido el jueves 7 de diciembre de 2006. Texto: Érika Larios.

En la emisión del jueves pasado del programa “Ollin Caban”, que se transmite a través de la frecuencia 660 AM Radio Ciudadana del IMER, el Lic. Francisco Calderón Córdova, Coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal se refirió a los impactos negativos que tiene el consumo sobre la sociedad y el medio ambiente.

El funcionario señaló que, en México, estudios demuestran que en los últimos años se ha registrado un aumento considerable de las enfermedades crónico-degenerativas en relación con las enfermedades infecciosas, debido principalmente a que se le ha prestado mayor atención a los problemas de desnutrición y no a los problemas de la “mala nutrición por exceso”. En este sentido, dijo, la mala nutrición por exceso también constituye un serio problema de salud pública, ya que más del 70 por ciento de la población en nuestro país, tiene problemas de sobrepeso.

Calderón Córdova indicó que los jóvenes son el público objetivo de una gran parte de la publicidad, que estimula en ellos el consumo superfluo de alimentos procesados y botanas de las conocidas como chatarra. “La publicidad de alimentos en televisión es dominada por los cereales azucarados para el desayuno, los refrescos, los productos de confitería y los aperitivos salados”, mencionó.

Asimismo, los programas preferidos de los niños y adolescentes, en su mayoría, son acompañados por publicidad que los induce a adquirir malos hábitos alimenticios, reduciendo considerablemente el consumo de frutas y verduras entre este segmento de la población. “Estos hábitos inducidos por la publicidad no sólo llevan a problemas de salud, sino también al deterioro de nuestro medio ambiente. Y esto se da a través de la explotación desmesurada de los recursos naturales, la contaminación ambiental del aire, suelo y agua, y la generación excesiva de residuos”, enfatizó el también vocero de la PAOT.

De acuerdo a un estudio reciente dado a conocer por la ONU, señaló, la ganadería está produciendo mayor cantidad de gases de efecto invernadero que los automóviles en todo el planeta. Esto además de traer como consecuencia la degradación del suelo y de los recursos hídricos, demuestra que la intensiva actividad ganadera está directamente relacionada con el aumento del consumo de productos cárnicos y lácteos, dijo.

Por otra parte, el gran volumen de residuos sólidos que se generan diariamente en el Distrito Federal y en la Zona Metropolitana del Valle de México –estimado entre 17 y 20 mil toneladas diarias-, es un claro ejemplo de los erróneos hábitos de consumo que tiene la población.

Aunado a esto, un 90 por ciento de la población mexicana padece caries, y más de la mitad de los adultos tienen problemas de periodontitis, demostrando con ello que entre nuestros hábitos de consumo no es prioritario el cuidado de la salud, comentó.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53