Los efectos negativos del calentamiento global ya son una realidad

El GDF cuenta con algunas acciones estratégicas locales para reducir los efectos provocados por el cambio climático. Necesario, cobrar conciencia y actuar para revertir esta alarmante tendencia

Ollin Caban. IMER Radio Ciudadana 660 AM
Ciudad de México
Viernes 9 Marzo, 2007

Programa transmitido el jueves 8 de marzo de 2007. Texto: Érika Larios. Fotografía: Francisco Calderón

En la emisión de ayer jueves del programa “Ollin Caban”, que se transmite a través de la frecuencia 660 AM Radio Ciudadana del IMER, se habló de las graves repercusiones del calentamiento global, cuyos efectos negativos cada vez son más frecuentes y visibles.

En su intervención, el Lic. Francisco Calderón Córdova, Coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal, comentó que afortunadamente el Distrito Federal ya cuenta con una estrategia a nivel local que contempla acciones de combate contra algunos problemas ambientales que parecen estar agravándose.

Detalló que el documento llamado Estrategia Local de Acción Climática de la Ciudad de México, contiene un diagnóstico en el que se establecen todos los efectos que tendrá el fenómeno de cambio climático sobre la población del DF y de la Zona Metropolitana del Valle de México, en materia de salud, disponibilidad de agua, acrecentamiento de riesgos –por ejemplo, en barrancas-, deterioro en la producción de alimentos, entre otros.

El funcionario señaló que además de detallar las afectaciones que padecerán los habitantes si no se actúa a tiempo, la publicación también describe las acciones de adaptación al cambio climático, mismas que se dividen en siete ejes o sectores de acción en los que es necesario trabajar de manera inmediata: Agua, ecosistemas, desarrollo rural, uso de la energía, asentamientos humanos y equidad, salud e información.

En materia de agua, dijo, se están impulsando medidas como la creación de una norma ambiental para la recarga artificial del acuífero y la racionalización ciudadana en su consumo. Otras acciones tienen que ver con el establecimiento y el fortalecimiento del sistema de área naturales protegidas; la gestión ambiental y territorial; y una política de diálogo y pacto con las comunidades originarias para la preservación del suelo de conservación, ya que con el cambio climático se prevé una importante disminución de la captación de agua y, por lo tanto, una merma en la disponibilidad de agua para toda la Zona Metropolitana del Valle de México. También, agregó, la estrategia contempla la elaboración de una serie de normas ambientales en materia de agricultura ecológica; programas e incentivos económicos con criterios ambientales y nuevas prácticas agropecuarias, entre otras medidas.

Por último, el funcionario reiteró que está en nuestras manos, en nuestros hábitos de consumo, el poder revertir esta tendencia que ya no es una especulación, sino ya un hecho, y tiene que ver con una serie de actividades que realizamos cotidianamente como, por ejemplo, con la generación de basura y el alto consumo de productos lácteos y cárnicos, que producen grandes cantidades de gas metano que afectan gravemente a la atmósfera.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53