Importante no desvincular lo ambiental de lo territorial

Las actividades diarias que realizamos deterioran la calidad de nuestro entorno. La violación a los usos de suelo generan impactos importantes en el medio ambiente

Cadena Rasa 620 AM
Carlos Baca y Jesús Espinosa Villanueva, conductores
Ciudad de México
Martes 15 Mayo, 2007

Entrevista transmitida el domingo 13 de mayo de 2007. 12-13 hrs. Texto: Érika Larios. Fotografía: Francisco Calderón.

Este domingo, en el programa Eco 620 -que es conducido por el orientador naturista Carlos Baca, pionero en nuestro país en abordar la problemática ambiental a través de los medios, y por Jesús Espinosa Villanueva-, se contó con la presencia del Lic. Francisco Calderón Córdova, Coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal, quien platicó con el auditorio de Radio 620 AM sobre las atribuciones y servicios que presta la institución, además de la importancia de hacer valer nuestros derechos ambientales y urbanos.

Luego de felicitarlos por haber estrenado recientemente este espacio –este día se transmitía apenas el segundo programa-, el funcionario explicó que la PAOT es el equivalente de la Comisión de Derechos Humanos, pero en materia ambiental. Se trata de un órgano autónomo, creado por la Asamblea Legislativa del DF, cuya función principal es vigilar que las autoridades ambientales de esta ciudad, cumplan con las obligaciones que la ley les ha encomendado, de proteger el medio ambiente y procurar el ordenamiento de nuestro territorio.

Comentó que es muy importante no desvincular lo ambiental de lo urbano, ya que los dos aspectos van de la mano. El hecho de cambiar la vocación, por ejemplo, de un suelo boscoso –que es importante fábrica de agua y oxígeno, al captar el agua de la lluvia y alimentar los mantos freáticos-, por una actividad agrícola y después una urbana, va deteriorando la disponibilidad del recurso en esta ciudad. Y desgraciadamente esto se repite con una serie de actividades que realizamos a diario, enfatizó Calderón Córdova.

Por ello, señaló, la PAOT tiene como objetivo defender el derecho de quienes habitamos esta ciudad, de tener un medio ambiente y un territorio adecuado para nuestra salud y desarrollo. El instrumento con el que cuenta la institución es la “Recomendación”, gracias a la cual se le señala a la autoridad lo que está fallando, cómo aplicar la ley y cómo proteger adecuadamente al entorno. La Procuraduría está conformada por personal multidisciplinario con gran capacidad en las actividades que realizan.

Sobre las denuncias que recibe la PAOT, comentó que la mayor parte son por el ruido que generan “fuentes fijas”, como lo son los establecimientos comerciales, industriales o de servicios. Muchos de los casos que se atienden tienen que ver con cambios en los usos de suelo, cuando cada lote de la capital tiene bien establecida su vocación –habitacional, mercantil, área verde, mixto, entre otras-, la cual al ser violada genera impactos importantes en el medio ambiente. Otras denuncias tienen que ver con afectación a áreas verdes, poda o derribo de árboles, desperdicio o contaminación del agua, etcétera.

El también vocero apuntó que para poder amar o respetar a la naturaleza, es necesario primero conocerla. Para poder querer el árbol que está afuera de nuestra casa, “tenemos que saber de qué especie es, a qué especies de insectos o de aves alberga, cuál es su función en la captación de agua o para generar oxígeno”. De ahí la importancia de divulgar toda la información relacionada con el medio ambiente. Asimismo, dijo, la forma en que todos los habitantes de la ciudad pueden participar en la protección del medio ambiente y en la conservación de los recursos es a través de la “denuncia”, denunciando cuando autoridades, empresas o vecinos están afectando nuestro entorno.

Por otra parte, lamentó que para liberar algún anuncio publicitario, se tenga que podar o derribar un árbol. Esa es muestra de un gran desaprecio hacia nuestra naturaleza, a nuestro entorno, a nuestra propia salud, ya que finalmente todas estas acciones repercuten en nuestra salud, dijo.

Calderón Córdova recordó que, por fortuna, más de la mitad del territorio del DF todavía es suelo de conservación –humedales como los de Xochimilco y Tláhuac, bosques como en Tlalpan y parte de Milpa Alta, y barrancas como en Cuajimalpa-, zonas que tienen gran valor ambiental, pero que desafortunadamente por venir en el coche no las vemos.

Al ser cuestionado sobre el cambio climático, el funcionario comentó que gracias a los medios todo mundo habla de él, pero pocos se han puesto a analizar que éste se genera desde nuestra casa, desde la forma en la que consumimos tanto la energía como los alimentos. El que tomemos tantos lácteos, tanta carne, está generando mayor producción ganadera; lo que provoca, a su vez, mayor cantidad de excremento que produce gas metano, uno de los principales gases precursores del calentamiento global, apuntó.

A pesar de que hace 10 años la ciudad cuenta con una Ley Ambiental, muchas veces la ignorancia también afecta al ambiente.

Ejemplo de ello es cuando se reforestan zonas que eran pastizales, pero que estas acciones al parecer benéficas para nuestro entorno, acaban con el hábitat de especies endémicas del DF como el gorrioncito serrano, que está en peligro de extinción, y que se desarrolla al ras del suelo, no en los árboles.

Al ser cuestionado si la PAOT también se encarga de atender denuncias relacionadas con el tráfico de especies, el Lic. Calderón explicó que cualquier aspecto que tenga que ver la vida silvestre es de competencia federal, por lo que habrá que denunciarlo ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que es un órgano de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53