Al aplicar las “3R’s”, se reduce el problema de la basura 

Cambiemos Juntos, ISSSTE. Mónica Reyes y José Antonio Vega, conductores / Estadio W 730 AM
Ciudad de México
Viernes 8 Junio, 2007

Entrevista transmitida el jueves 7 de junio de 2007. 6:00-6:15 hrs. Texto: Érika Larios.

Este jueves, en el programa “Cambiemos Juntos” –patrocinado por el ISSSTE-, se contó con la presencia del Lic. Francisco Calderón Córdova, Coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del DF, quien se refirió al manejo de los residuos desde el hogar.

El funcionario inició su exposición explicando que el término “basura” se aplica cuando todos los materiales de desecho se mezclan en el bote de basura, imposibilitando rescatar aquellos que todavía pueden tener una utilidad. Diariamente, dijo, desechamos residuos sólidos en las actividades que realizamos en la casa, la oficina o la escuela; por ejemplo, una pluma, un pedazo de papel o de cartón, un envase de refresco o de agua, entre otros. Por ello, la importancia de diferenciar y clasificarlos.

Comentó que ya desde hace varios años se aplica en el Distrito Federal el “Programa de Separación de Residuos Sólidos” que distingue dos categorías: los residuos orgánicos y los inorgánicos. Los residuos orgánicos son aquellos desechos de comida, de jardinería y todo aquello que puede sufrir un proceso de descomposición, pero que al mezclarlos permiten hacer “composta”, que es un nutritivo abono para plantas y jardines. Por su parte, en la clasificación de los residuos inorgánicos entran el cartón, el vidrio, el papel y los plásticos, es decir, prácticamente todos aquellos desechos que provienen de los empaques y embalajes de los productos, y que si se separan, pueden servir de insumo para elaborar otros artículos. Si reciclamos el papel, evitaremos derribar más árboles, apuntó.

En cuanto a los llamados residuos peligrosos, sanitarios o de manejo especial –que son los que generan los hospitales y cierto tipo de industrias, entre los que se encuentran los preservativos, las toallas femeninas, las jeringas, las gasas o algodones con sangre, los medicamentos caducos, por citar algunos ejemplos- el Lic. Calderón Córdova señaló que es muy conveniente que estos se separen en una bolsa de color llamativo –puede ser naranja o roja-, de manera que el empleado del servicio de limpia los distinga de los demás, ya que son residuos que no pueden volverse a utilizar y muchas veces necesitan ser incinerados, aunque esto a su vez traiga como consecuencia la contaminación del aire.

Lo cierto, dijo, es que en el país estamos generando diariamente cerca de 100 mil toneladas de residuos; de las cuales 20 mil corresponden a la zona metropolitana del Valle de México y, de éstas, 12 mil provienen de las 16 delegaciones que conforman el Distrito Federal.

Es importante tomar en cuenta que tan sólo una persona genera alrededor de dos kilogramos diarios de basura.

De lo que se trata es que generemos menos, que llevemos menos basura a los depósitos finales, pues ya están llegando a su límite, como es el caso del Bordo Poniente, enfatizó.  
Una alternativa para la solución de esta problemática es aplicar las llamadas “3 R’s”:

  • Reducir la cantidad de residuos que generamos y que entregamos al camión de la basura.
  • Reutilizar algunos recipientes para guardar botones o tuercas, por ejemplo.
  • Reciclar los residuos que desechamos para elaborar nuevos productos.

Durante el programa se transmitió la siguiente cápsula del Sistema de Administración Ambiental ISSSTE:

Si se recicla una tonelada de papel se pueden ahorrar 7 mil galones de agua, los cuales son suficientes para abastecer diariamente a 30 hogares.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53