Recomendable preferir árboles de navidad artificiales que naturales

Es recomendable adquirir árboles navideños naturales en los viveros que les siembran,  pues los aprovechamientos forestales sustentables ayudan a recuperar tierras erosionadas y, desde luego, generan fuentes de trabajo para las comunidades y poblaciones rurales

La práctica comercial que caracteriza a la temporada navideña, impacta severamente sobre el medio ambiente. En el DF, todos los años se instalan centros de acopio de árboles de navidad para elaborar con ellos composta

Cambiemos Juntos, ISSSTE. Mónica Reyes y José Antonio Vega, conductores / Estadio W 730 AM
Ciudad de México
Viernes 14 Diciembre, 2007

Entrevista transmitida el miércoles 12 de diciembre de 2007. 6:00-6:15 hrs. Texto: Érika Larios. Fotografía: Francisco Calderón.

La mañana del miércoles pasado, se contó con la presencia del Lic. Francisco Calderón Córdova, Coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del DF (PAOT), en la cabina del programa “Cambiemos Juntos”, que produce el ISSSTE y es conducido por Mónica Reyes y José Antonio Vega. En esta ocasión, el funcionario habló con el auditorio sobre los árboles de navidad.

El vocero de la PAOT señaló que, en respuesta al bombardeo de publicidad que caracteriza a la temporada navideña y a esa idea que tenemos de que el cariño y el amor se demuestra con regalos –que entre más envueltos y vistosos, nos hacen quedar mejor-, nuestros hábitos de consumo tienen a exacerbarse; aun cuando sabemos que para demostrar nuestros sentimientos no es necesario obsequiar cosas materiales.

Sin embargo, esta común forma de pensar impacta negativamente sobre el medio ambiente. En esta época acostumbramos adquirir árboles naturales para adornar nuestras casas; además de preferir las envolturas más llamativas y grandes para forrar nuestros regalos, aunque toda esa montaña de papel, cartón y unicel quizá sólo guarden un obsequio tan pequeño como un anillo, dijo.

Calderón Córdova apuntó que los embalajes o empaques representan un problema muy serio para nuestro entorno. Un porcentaje muy grande de ellos termina en la basura, deteriorando de forma importante al medio ambiente, ya que difícilmente la naturaleza puede degradar o aprovechar estos materiales.

Por ello, para contrarrestar estos efectos, la recomendación es reutilizar las cajas, los moños y el papel laminado o metalizado -que es tan nocivo para el medio ambiente-, para guardar objetos, forrar cuadernos o para envolver y adornar algunos regalos que tengamos que dar. Recordó que en esta temporada lo importante es reciclar, reutilizar y rechazar los productos que no son ambientalmente amables; y de esta manera también se estaría contribuyendo a la reducción de residuos sólidos.

Por su parte, continuó explicando Calderón Córdova, al preferir comprar un pino artificial o sintético sobre uno natural, no se afecta sensiblemente al medio ambiente ya que de esta forma se evita cortar árboles –que aunque se cultiven en viveros especiales y estén destinados para ello-, sólo un mes adornan los hogares y después terminan en la basura, en el mejor de los casos, o son quemados, provocando una fuerte contaminación atmosférica. Sin embargo, destacó el especialista, es también muy recomendable adquirir árboles navideños naturales en los viveros dedicados a ello, pues los aprovechamientos forestales sustentables están ayudando a recuperar tierras erosionadas y, desde luego, generan fuentes de trabajo para las comunidades y poblaciones rurales.

 Asimismo, recomendó a quienes hayan adquirido un árbol natural, buscar la ubicación de los diferentes centros de acopio que se instalan a partir del mes de enero en todas delegaciones, con la finalidad de que estos puedan ser aprovechados para elaborar composta que abone los parques de nuestra ciudad.

En cuanto al gasto de energía eléctrica, el Lic. Francisco Calderón destacó que durante esta época del año se incrementa considerablemente. En algunas colonias se pueden ver casas muy adornadas con luces de colores en el exterior y aunque esto resulta muy atractivo, se abusa en mantenerlas prendidas durante muchas horas, sin pensar que además de que el pago por el servicio se va a incrementar considerablemente, para producir la energía se tienen que quemar combustibles que contaminan la atmósfera.

Por otra parte, dijo, hay que tener cuidado con las series de luces que vamos a emplear, ya que muchas no cuentan con los estándares de calidad para su producción y fácilmente se funden o queman, provocando serios incendios en los hogares. Por ello que sea importante que la gente compren productos que nos garanticen seguridad y durabilidad.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53