A“ponerse las pilas” en el manejo responsable de las baterías

  • Para enfrentar el problema, actualmente en el DF unen esfuerzos tres sectores: la sociedad, las empresas privadas y el Gobierno local.
  • Hay que evitar el consumo de pilas “piratas”.

Por Antena Radio, Mario Campos, conductor / IMER 107. 9 FM y XEB 1220 AM
Ciudad de México
Lunes 24 de marzo, 2008

Programa transmitido el jueves 20 de marzo de 2008, 7:30 horas. Transcripción: Érika Larios.

Mario Campos (MC), conductor: Hoy vamos a hablar de las pilas; las que utilizamos en el control remoto de la televisión, para escuchar música en algunos aparatos y todos los usos que usted se pueda imaginar y que no pensamos en todos los problemas que pueden provocar desde la perspectiva ambiental. Las pilas que son desechadas ocasionan una alta contaminación ambiental por los componentes tóxicos que contienen y que luego al ser liberados afectan a la salud. Algunas de las sustancias tóxicas de las pilas son el dióxido de manganeso, mercurio, níquel, cadmio y litio. En México, el manejo de las pilas está regulado por la “Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos”, misma que entró en vigor el 8 de octubre de 2003. Organizaciones civiles ambientalistas se han preocupado por la recolección de baterías que se concentran en Nuevo León y que posteriormente se envían a los Estados Unidos para que sean recicladas. En todo el mundo sólo existen seis plantas recicladoras de pilas; dos de las cuales se encuentran en Francia y las otras cuatro se encuentran en Estados Unidos, Japón, Alemania y Suecia. Pero sobre este tema vamos a conversar con Francisco Calderón Córdova, Coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal (PAOT). Francisco Calderón, muy buenos días.

FCC: Qué tal Mario, muy buenos días.

MC: En la Ciudad de México qué programas se están llevando a cabo para la recuperación de estas pilas.

FCC: Como bien lo comentabas, no existe una regulación adecuada sobre las pilas; no están recibiendo un manejo especial que amerite un residuo peligroso, sino que van a parar directamente en los tiraderos municipales o, en el caso del Distrito Federal, a las 13 estaciones de transferencia que existen y al Bordo Poniente. Éstas pueden terminar siendo quemadas o que en los basureros descarguen los químicos que has comentado y contaminen además del suelo, el aire y nuestros mantos acuíferos. En el Distrito Federal existe un programa, desde el año pasado, que está implementando el Gobierno del Distrito Federal para el manejo responsable de las pilas. Esto es a través de su acopio en diferentes delegaciones, en Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Tlalpan y Venustiano Carranza, hay unos muebles urbanos, los llamados “mupis”, que son torres en los que se coloca publicidad y se encuentran en las avenidas, donde se pueden depositar las pilas para hacer un acopio de ellas y mandarlas, como justamente lo comentabas, a esta planta recicladora que se encuentra en el estado de Nuevo León. Este programa está incorporando la participación del Gobierno del Distrito Federal, la ciudadanía y la iniciativa privada.

MC: ¿Quién paga el costo de todo esto?

FCC: Como te lo comento son realmente tres sectores: el sector social, las empresas privadas y, desde luego, el Gobierno del Distrito Federal.

MC: ¿Qué tanto va creciendo esta cultura de que en lugar de depositarlas en el bote de basura, las llevemos a estos contenedores?

FCC: Desafortunadamente, como muchos de los programas de manejo de los residuos, no han tenido mucha difusión y no es lo que quisiéramos, no están teniendo un avance tan sustancial como el que quisiéramos y, desde luego, es ahí donde apelamos al apoyo de los medios de comunicación, en este caso de tu noticiero, para que la gente busque darle un manejo mucho más cuidadoso a las pilas que estamos utilizando en los controles remotos, en los radios, en nuestros relojes. Fíjate Mario, una pila de botón que utilizamos en nuestros relojes de pulsera que es de mercurio, es capaz de contaminar 600 mil litros de agua; es decir, con 11 pilas de estos relojes, podemos contaminar completamente la Alberca Olímpica del Distrito Federal.

MC: Con 11 pilas…

FCC: Con 11 pilas de mercurio, nada más, que son las más contaminantes. Ahora imagínate, si estamos generando 35 mil 500 toneladas anuales de pilas que las estamos tirando a la basura, el problema de contaminación ambiental tan serio que tenemos en todo el país.

MC: Para entender, si nosotros tenemos las pilas usadas en nuestras casas no contaminan, ¿verdad?, o cuál es el tiempo de seguridad que tiene el producto y si éste efecto ambiental se produce cuando llega a los tiraderos y empieza a mezclarse con otras cosas. ¿Qué pasa cuando las tenemos en nuestras casas?

FCC: Mira, hay que decir que las pilas de “marca”, esto es, las pilas que se encuentran en el mercado formal, generalmente tienen mejor calidad y es muy difícil que lleguen a contaminar. Pero considerando que el 40 o el 50 por ciento de las pilas que se están consumiendo en el país, son pilas “pirata” y que éstas gastan mucha más energía y tienen mucho menores estándares de calidad, el riesgo es mayor. Lo que estamos pidiendo a la gente es que a la hora de depositar estas pilas, que es un residuo peligroso como te comentaba y lo estamos mezclando con la basura común, un buen consejo es que cuando la pila concluya su vida útil, las depositemos en los envases que utilizamos para el agua, de los llamados “pets”, para aislarlas y evitar que cuando se escurran los compuestos tóxicos que tienen, no contaminen al resto de la basura o que cuando ya estén en los tiraderos o en el depósito final, no escurran y no contaminen el agua, el suelo o el aire; porque traen muchísimas enfermedades asociadas con la contaminación por el cadmio, el níquel, el litio, el plomo y el mercurio.

MC: Pues qué importante tomar conciencia de esto y, sobre todo, acudir a estos lugares que ya están puestos con esta función y que los hay en las diferentes delegaciones. Francisco Calderón Córdova, Coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del DF, gracias por participar con nosotros.

FCC: Gracias Mario y, si me permites, quisiera darles la página Web de la Procuraduría para el auditorio que quiera más información al respecto: www.paot.org.mx

MC: Muy bien.

FCC: Gracias Mario.

MC: Al contrario, Francisco Calderón, hasta luego. Entonces ya escuchó usted, hay que tener cuidado con las pilas; cuando ya no sirvan, hay que llevarlas a uno de estos lugares especiales para su tratamiento y evitar así la contaminación. Vamos a una pausa. 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53