Desperdicio de agua en “Sábado de Gloria”

Por Cambiemos Juntos, ISSSTE, Mónica Reyes y José Antonio Vega, conductores / W Radio 900 AM
Ciudad de México
Viernes 28 de marzo, 2008

Entrevista transmitida el sábado 22 de marzo de 2008. 6:30-7:00 hrs. Texto: Alberto G. Bojorges.

Con motivo de la celebración de la Semana Santa, el sábado pasado el programa “Cambiemos Juntos” –que es conducido por Mónica Reyes y José Antonio Vega y cuya producción corre a cargo del ISSSTE- contó con la presencia en cabina del Lic. Francisco Calderón Córdova, Coordinador de Participación Ciudadana y Difusión de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal (PAOT), quien habló sobre el desperdicio de agua en “Sábado de Gloria”.

El funcionario señaló que es inconcebible el desperdicio irracional del agua que se hace especialmente ese día, en aras de una tradición absurda y que implica un alto costo para la ciudad, el país y la humanidad entera. Desde cualquier punto de vista, el que la gente siga aventando y desperdiciando agua los “sábados de gloria”, por el simple hecho de seguir una tradición es totalmente reprobable, y por ello en el DF es motivo de sanciones por parte de la autoridad, tal como lo establece la Ley de Aguas y la Ley de Cultura Cívica.

Detalló que cerca del 30 por ciento del agua que dispone la capital se importa de otros lugares -con un enorme costo económico y ambiental-, y es ese mismo porcentaje el que se pierde en fugas, muchas de ellas en las redes de distribución, pero cerca del 60 por ciento en los domicilios particulares.

Calderón Córdova apuntó que es primordial reeducar a la población en el sentido de que el agua no es un recurso ilimitado, sino todo lo contrario, se trata de un recurso finito y con cada vez menos disponibilidad. Recordemos que a pesar de que el planeta está formado por una enorme cantidad de agua, el 98 por ciento de ella es salada y el dos por ciento restante que puede ser consumida por el ser humano, en su mayoría se encuentra congelada en los polos.

Mencionó que hay una gran disparidad en la disposición del agua en México, ya que la mayor parte de la población del país vive en el norte y cuenta apenas con el 25 por ciento del agua disponible en todo el territorio nacional; mientras que en el sureste, donde hay menos población, se encuentra el 75 por ciento restante. Mientras que en el centro del país muchas de las fuentes de abastecimiento de agua están siendo sobreexplotadas y, como en el caso especial de la Ciudad de México el líquido se tiene que importar de otras cuencas, esta situación causa justificadamente reclamos de comunidades afectadas, entre ellas la de los mazahuas.

Francisco Calderón explicó que una de las zonas más importantes de recarga natural de los depósitos subterráneos de la Ciudad de México, es el suelo de conservación el cual ocupa alrededor del 60 por ciento del territorio de la capital. Esta área es de gran importancia para la zona metropolitana debido a que es ahí donde se lleva a cabo la recarga del acuífero a través de la lluvia. Sin embargo, este complicado proceso es muy lento y la sobreexplotación de los mantos freáticos de la ciudad es importante; según estudios, por cada litro que recarga el acuífero, se extrae litro y medio. Por ello que para abastecer de agua al DF se tiene que seguir importando el recurso de otras cuencas.

El funcionario comentó que todos sabemos que el agua es símbolo de vida, pero es importante recalcar que también su ausencia o su mala calidad son detonantes de enfermedades y muerte. Ejemplos de ello es que anualmente más de 250 millones de personas enferman por las malas condiciones del agua que utilizan para sus necesidades básicas; también que en el mundo a diario mueran seis mil niños por enfermedades relacionadas con el agua contaminada y la escasez del líquido; o que existan lugares en donde mujeres y niños tengan que caminar hasta ocho kilómetros por dos botes de agua.

Por consiguiente, es imperativo hacer conciencia y a aquellos que no la tengan se les tendrá que aplicar con toda firmeza la ley. Calderón Córdova recomendó ponerse a pensar en todos los problemas que contrae el no contar con agua antes de incurrir en el desperdicio del líquido; “así lleva a la práctica el sentido de espiritualidad y de hermandad que caracterizan a estas fechas”, concluyó.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón / Av. Revolución 595, San Pedro de los Pinos, México 03800, DF / (52) 55 98 92 53